martes, 24 de febrero de 2009

Una de Machado

Hace unos días se conmemoró la muerte del español Antonio Machado. Setenta años han pasado ya y en tanto sigue tan vigente...
Hace un tiempo me regalaron un libro del poeta, "Soledades. Galerías. Otros poemas". Un libro usado, con anotaciones en lápiz y olor a tabaco, un regalo espontáneo e impulsivo, de alguien que me ve una vez cada tanto y disfruta compartir conmigo, a pesar de nuestra enorme distancia en años, gustos literarios y algunos musicales, que disfruta porque le oigo disertar sobre su amor a Serrat y a Machado entre bromas y malas palabras.
En el poemario "Del camino", me gusta mucho el poema XXVIII. Hay, incluso, una estrofa de la segunda parte subrayada por mí.

"___________Nosotros exprimimos
la penumbra de un sueño en nuestro vaso...
Y algo, que es tierra en nuestra carne siente
la humedad del jardín como un halago."

Lejos de destacar la ideología de Machado o sus formas más clásicas, destaco este paralelismo del hombre y la naturaleza. No soy de gustar de poesía dedicada a la naturaleza, pero hay ciertas cosas que me parecen interesantísimas. Hace unos días comentaba un poema de Plath en un blog amigo y destacaba también la forma que tiene Sylvia de identificarse con elementos de la naturaleza y encontrar en ella imágenes que le sirven para expresar ideas y sentimientos. De esta misma poeta me gusta mucho 'Tulips', un poema con mucha fuerza y una personificación de las flores que le sirve a Plath para construir el poema en tanto son depositarias de su fastidio y dolor por la vida.

El fragmento de Machado tiene imágenes que a mi criterio son hermosas. El exprimir la penumbra de un sueño habla de una intimidad oscura que sale a la luz o que al menos busca cauces por donde aflorar. Hay algo, un indefinido que al ser parte de nosotros ("tierra en nuestra carne") siente otra cosa que le viene del exterior, que bien podría ser un intruso, pero no lo es. Eso externo, parte de la naturaleza, es recibido con gratitud. La humedad del jardín es recibida de buena manera, como un halago, porque se reconoce un algo humano en lo natural y una cuestión telúrica en lo físicamente humano.

Una imagen un tanto panteísta, si se quiere, en que se ve al hombre y la naturaleza formando parte de una misma cosa o tomando cosas de la naturaleza para caracterizar al hombre y viceversa. A su vez, el poeta habla de nosotros, incluyendo a la humanidad, a cómo en nosotros se descarga la oscuridad de un sueño, aludiendo a cómo reconocemos a la naturaleza fluyendo por nuestro cuerpo y siendo nosotros, a la vez, tierra.

Guillermo Días Plaja describe así ese sentimiento telúrico de Antonio Machado: "Se dirá el poeta enraizado y atraído por una misteriosa fuerza telúrica. La tierra, principio y fin, germen y sepultura, sentido de la tierra cuando descubre la profunda fusión entre la tierra y la vida".

En resumen, y más en mis palabras, un fragmento donde existe una comunión del yo poético volcado en un nosotros, casi como invitación, y la tierra, lo natural. Un juego entre lo interno y lo externo que culmina con un goce, un disfrute como producto de ese intercambio.

Finalmente, a modo personal, lo telúrico y la comunicación con lo externo, me llevan a un título y unos versos de Girondo. Me gusta mucho "Comunión plenaria", que Oliverio emplea a modo de título para un poema que habla de la disolución de límites entre el poeta y las cosas; por otro lado, el poema "Dietética" y sus versos: "Hay que agarrar la tierra / calentita o helada / y comerla /¡comerla!", poema que probablemtene sea el próximo tema a exponer por estos lados.

8 comentarios:

Jor dijo...

Primero: Mierda! que bien escribís. Es impresionante la capacidad que tenes de ver tanto y de sentir tanto en 4 versos.
Segundo: flashee mal con la cita de Machado. Me gusto mucho...

Yo lo leía cuando tenía 10 años. No entendía nada, pero lo leía junto con Neruda y Storni abajo de las sábanas, de noche...

Te amo amiga, por tanto

green. dijo...

coincido to tal men te con lo 'primero' de jor. pensaba hacer el mismo comentario. hija de tu madre, excelente ese análisis, o esa forma de verlo, o no sé qué.
me gustó muchísimo 'dietética' de girondo y todos los poemas de ese libro que me prestaste hace un tiempo, sobre todo los nocturnos.
te quiero mucho, hermana.

Rodolfo Serrano dijo...

Que bonita esa imagen del viejo libro de Machado"con olor a tabaco". Como habrás adivinado soy un admirador del poeta, tanto por su ideología, por su coherencia, como, sobre todo, por su poesía. Así que esta visión de un Machado agarrado a la tierra, me ha gustado mucho, porque yo también creo que había una comunión de machado con las cosas terrenales, con el hombre y con la tierra. gracias

g. dijo...

Antes que nada:
___________
Je je je

Linda cita ¿Te la robo?

Te digo que si le pones en algún lado un Esto no lo dije yo me parece un gran texto para tener allí. Hay un cierto dejo de crítica, una belleza implícita en la forma que miras los textos que me impresionó; no sabía que tenías este lado, realmente.

Mientras lo leía pensaba que debía invitarte a "Esto no lo dije yo"; por lo menos este texto me dio esa impresión.

Hagamos algo, vos me tenés que indicar el camino de la poesía que a mí me puede llegar a gustar, Botija.

Muy lindo, me gustó mucho. Da para charlar horas y horas.

Forbidden dijo...

Que linda palabras, es muy lindo el blog, aunque ahora no tengo mucho tiempo para detenerme a leer, en los siguientes dias los visitare bastante.

Y que bueno el post de los 4 Jinetes del Rock Nacional Argentino.

Yo descubri a Seru Giran a los 9 años revolviendo una caja vieja de mi madre.

Saludos desde una habitacion en la joven Buenos Aires

MR. MORONDANGA dijo...

Machado, zafa!, hasta ahi nomás...igualmente lindo texto...
En cambio, se espera ansisoamente a Girondo!

Un abrazo!

Allek dijo...

paso a presentarme..
un abrazo!!

ceci dijo...

sin dudas este es uno de mis lugares preferidos a visitar de ahora en mas, olor a pasto recien cortado, a rayo de sol filtrandose entre ramitas.. a todo eso y mas..
esto es muy hermoso.