miércoles, 11 de febrero de 2009

Tres límites

LÍMITE

El límite del otro,
el límite de uno con el otro,
debe ser respetado.
Para ello
no hay otra que la violación.

Entre uno y otro
se puede negociar, tocar el piano,
bailar, hablar o cualquier otra
clase de regateo.
Eso sí, cada cual
dispuesto siempre a desaparecer.

Salvador Puig, En un lugar o en otro (2003)


LÍMITES

De estas calles que ahondan el poniente,
una habrá (no sé cuál) que he recorrido
ya por última vez, indiferente
y sin adivinarlo, sometido

a quién prefiera omnipotentes normas
y una secreta y rígida medida
a las sombras, los sueños y las formas
que destejen y tejen esta vida.

Si para todo hay término y hay tasa
y última vez y nunca más y olvido
¿quién nos dirá de quién, en esta casa,
sin saberlo, nos hemos despedido?

Tras el cristal ya gris la noche cesa
y del alto de libros que una trunca
sombra dilatada por la vaga mesa,
alguno habrá que no leeremos nunca.

Hay en el sur más de un portón gastado
con sus jarrones de mampostería
y tunas, que a mi paso está vedado
como si fuera una litografía.

Para siempre cerraste alguna puerta
y hay un espejo que se aguarda en vano;
la encrucijada te parece abierta
y la vigila, cuadrifronte, Jano.

Hay, entre todas tus memorias, una
que se ha perdido irreparablemente;
no te verán bajar a aquella fuente
ni el blanco sol ni la amarilla luna.

No volverá tu voz a lo que el persa
dijo en su lengua de aves y de rosas,
cuando el ocaso, ante la luz dispersa,
quieras decir inolvidables cosas.

¿Y el incesante Ródano y el lago,
todo ese ayer sobre el cual hoy me inclino?
Tan perdido estará como Cartago
que con fuego y con sal borró el latino.

Creo en el alba oír un atareado
rumor de multitudes que se alejan;
son los que me han querido y olvidado;
espacio y tiempo y Borges ya me dejan.

Jorge Luis Borges

LÍMITES

Los segundos lugares
tienen ese olor nefasto
del fracaso.
Hay una herida pendiente,
una puerta que cubre,
con su esencia de límite,
el rincón perfecto
donde bajar la cabeza y tragar
gota a gota
el orgullo.

Sólo queda
el beneficio de la duda
como una mueca perversa,
como una farsa de milagro,
como una llave para esa puerta
que eleva un abismo
entre tu dicha y la mía.

Eclipse, 2008


[editado, 14/2/09]
Marie Agustine me recomienda Límite, de Sylvia Plath, que se me pasó por alto. Aquí lo agrego.

LÍMITE
Versión: Agustina Jojart

La mujer ha llegado a la perfección.
Su cuerpo

Muerto viste la sonrisa de la realización,
La ilusión de una necesidad griega

Fluye de los pergaminos de su toga,
Sus pies

Desnudos parecen decir:
Hemos llegados demasiado lejos, se terminó.

Cada niño muerto enroscado, blancas serpientes,
Uno a cada jarrita

De leche, ahora vacía.
Los ha plegado

De nuevo hacia su cuerpo, así como los pétalos
De una rosa cerrada cuando el jardín

Se fortalece y los perfumes sangran
De las dulces gargantas profundas de la flor de la noche.

La luna no tiene porqué entristecerse,
Mirando fijamente desde su capucha de hueso.

Está acostumbrada a este tipo de cosas.
Sus negros crujen y se arrastran.

Sylvia Plath

[/editado]


-----------

Me gusta el tema, el poema de Borges me parece grandioso, es uno de mis favoritos.
Hoy decidí poner, sin mucha más explicación, tres poemas con casi el mismo título. Un argentino, un uruguayo y uno propio (aunque nefasto) , del cual salió el título de uno de mis primeros poemarios (Beneficio de la duda).
No hay opinión, análisis ni escritura inspirada en los textos. Quedan en sus manos todas esas cosas.

5 comentarios:

Marie Augustine. dijo...

Te recomineod limite, de sylvia plath.
muy bueno el blog.

Aarongc2 dijo...

Este blog es buenisimo.
Muy buenos textos,
y bueno, veo que tenés influencia de pink floyd .
Espectacular, te espero en el mio.

mge dijo...

Buenísimos los dos que se llaman Límites. Pero disfruté más el que no es de borges por lo novedoso.

Saludo!

green. dijo...

hermoso el de sylvia. el tuyo creo que lo habías publicado una vez en el connot. me encanta lo de la herida y la puerta. y el tema del beneficio de la duda te lo había comentado ya, algo que da para hablar, discutir e intercambiar opiniones por un buen rato.
todavía no me acostumbro mucho al mundo blogger, sabé comprender. espero ponerme al día pronto, aunqeu se extraña subir boludeces sólo porque sí. esto parece que fuera un poco más en serio. como que todo tiene que tener sentido y nada puede carecer de contenido. no sé, así lo veo yo, así lo vi siempre. no es uq eno me guste, es que no me termino de acostumbrar, simplemente.
te quiero hermana. gracias por estar.

g. dijo...

Puig: Me gustó mucho y vengo de leer lo de The Wall, así que me hizo recordar a eso.
Otro Puig inmenso al parecer, de este lado teníamos a Manuel.

Borges: Sólo diré que hay versos geniales en ese poema.
Para mí siempre Borges termina siendo inabarcable, demasiado grande y tanto dicho sobre él; siendo que él sabía que está todo dicho.

Amaro: Empezó y me hizo pensar en el segundo premio de algo. El primer verso me deja pensando en eso. Como la pre-condición del segundo; y la "duda" que nos queda.
Luego el segundo en su tragicómica soledad me deja algo de optimismo, no por las palabras pero hay un cierto intento de encontrar "la llave para esa puerta" y será porque el "narrador" duda de todo eso, siempre en la duda me parece que está la posibilidad de lo demás y esta es una que abre la puerta a la esperanza, de saltar ese abismo, camimarlo (Estoy pensando en Indiana Jones y la última cruzada, si queres saber, la parte donde camina por el abismo "...sólo la Fé...") y llegar a unir esa unión de felicidades.

Plath: ¡Plath-Plath-Plath-Plath!
Esta todo dicho.

Bueno, te dejo besos.
Ahora me pongo a leer a la Botijita.