sábado, 5 de julio de 2008

Buscar


"Buscar no es un verbo sino un vértigo. No indica acción. No quiere decir ir al encuentro de alguien sino yacer porque alguien no viene."
Alejandra Pizarnik

Me encuentro con esta frase, que comento con alguien... comento, opino, hago mi interpretación y la comparo. La encuentro pesimista pero a la vez esa definición de búsqueda me seduce, me atrae... quizás porque uno pretende la comodidad y está bueno a veces pensar la búsqueda como lo que otros tienen que hacer para encontrarnos.
La búsqueda carece aquí de sentido, se torna vana, insuficiente, se vuelve un todo nauseabundo y frágil que tenemos que padecer.
Día a día sufrimos por no ser encontrados. Miramos ojos, zapatos, caminamos y comemos y hacemos las compras y comentamos el tiempo en la parada del ómnibus y no nos encontramos. Ni a nosotros mismos ni al otro, y así tampoco somos encontrados.
Comparo esta búsqueda concebida como un padecer constante con ese verso de Borges que tanto me he repetido y he regalado a otros: "Busca por el agrado de buscar, no por el de encontrar".
Esta visión arroja luz sobre la búsqueda y la presenta contrariamente a Pizarnik. Es una invitación a ese acto de buscar por el mero hecho de, quizás, ir descubriendo algo por el camino.
A veces no encontramos lo que buscamos pero nos llenamos de otros hallazgos.
Por mi parte, oscilo siempre entre las dos visiones. La búsqueda es esas dos cosas.
Con respecto a esto alguien me dijo que cualquiera de las dos visiones era hermosa, porque venía de la poesía, que no podía ser otra cosa que 'cosa bella'.
Pero lo cierto es que en el día a día no nos encontramos, así buscáremos por el mero hecho de buscar... seguimos sin hallarnos y padecemos, padezco, yaciendo porque alguien no viene.

4 comentarios:

Santero Delcolmo dijo...

buscar sin saber qué se busca, y encontrar sin buscar. me gusta esto.

Maga dijo...

"Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos."

Sería hermosa esa sensación de encontrar sin buscar. O de buscar sin verdaderamente buscar, pero encontrar.
Yo creo que en el fondo es más como dice Pizarnik, yacer porque alguien no viene.
Cuando buscamos a alguien... Creo que, tal vez, en realidad estamos esperando que ese alguien nos busque, y nos encuentre. Que la búsqueda sea de ambos lados, porque si uno busca y el otro escapa no hay encuentro (o tal vez sí, pero luego una nueva escapatoria).
Buscamos que nos busquen. Elemental, mi querido Watson. Buscar también tiene su encanto, pero no hay nada como la satisfacción de un encuentro. Y después viene toda esa fanfarronería de las casualidades.



Besos, nos seguimos leyendo.

damian dijo...

desde el camarote clandestino del capitán chinaski en "La Pena Negra" te saludo y te doy las gracias por este hermoso lugar

camu dijo...

NUNCA ENCUENTRA, PORQUE BUSCA SIEMPRE EL MODO DE NO HALLAR.
creo que con esa es con la que más me identifico.
perdón por el bandono
yo volvereé (:
beso hermana
muy lindo esto